viernes, 15 de enero de 2016

Huecos en la tierra, apariciones en los cielos, guerras, epidemias, hambrunas, crisis económica mundial… la sumatoria de factores da razón al título de esta nota: los extraños zumbidos detectados en numerosas partes del mundo parecen estar apuntados a hacer honor a la metáfora bíblica de las trompetas del apocalípsis. ¿Otro paso más en el proyecto Blue Beam?




La crisis financiera mundial y el re-ordenamiento de las estructuras de poder sin dudas están alterando el orden establecido generando la clara percepción de que un fin de los tiempos se acerca.


Muidos de diferentes profecías acuñadas en diferentes tiempos, apocalípticos de todas las religiones, conspiranoicos alarmistas y esoterismos en la web anuncian la cercanía del fin del mundo como vienen haciéndolo desde el principio de los tiempos.
La diferencia con otras épocas es que en estos tiempos los profetas de la nueva era cuentan con herramientas (como la información digitalizada viajando a través de la red) que permiten re interpretar rápidamente sus profecías o hundirse en la ignominia.
A los ya clásicos problemas sufridos por la humanidad entera (guerras, enfermedades, destrucción del medio ambiente, etc) se suman otras nuevas amenazas que más que poner en peligro la integridad física de las personas, amenaza con destruirlas psicológicamente: diariamente se reproducen nuevas amenazas que mantienen a las personas asustadas de todo (incluso de aquello que no es más que una fábula).
Desintegrada la amenaza del cometa Elenin, el fin delmundo ha quedado postergado una vez más hasta diciembre del 2012.
Y en el 2012 ya se dio una nueva ostergación para el 2016 y ahora 2024… La sucesión de hechos extraños se incrementa y reproduce rápidamente por la web. A las diferentes señales del fin del mundo (agujeros en la tierra, señales en los cielos, objetos cayendo en llamas, etc) 
se suman ahora los extraños zumbidos que dan título a esta nota: por todo el mundo extraños zumbidos harán pensar a más de uno en las 
7 Trompetas del apocalípsis.
Recordemos lo que sacudió la costa este de USA que en un estadio de baseball de Miami se había escuchado un fuerte zumbido. aparentemente, el sonido se repite en diferentes partes del planeta, como en Bielorusia, Canadá, Brasil, España , Argentina y numerosos países.
De cualquier forma, los parámetros similares en los sonidos y en las filmaciones también podrían responder al ya famoso y denostado proyecto Blue beam, una búsqueda globalista para engañar a la población mundial con la falsificación de un evento masivo para instaurar el NWO. O finalmente nos encontramos ante un misterio que muchos lo asocian al fenómeno o.v.n.i por naves en las cercanías de los zumbidos en videos mas reciente. A continuación una recopilación de este fenómeno alrededor del mundo, sea usted el juez de el por que el fenómeno lo nombraron las trompetas del apocalipsis:




















Conocido también como “The Hum” : está desquiciando a la gente, y nadie sabe su causa

The Hum es un zumbido estrepitoso de baja frecuencia que se ha reportado en distintos puntos del globo. Sus efectos son la privación de sueño, la imposibilidad de concentración e incluso la locura de aquellos que lo escuchan por mucho tiempo. Estas son algunas teorías sobre su procedencia. A pesar de numerosas investigaciones científicas para encontrar la fuente de este sonido y para averiguar por qué afecta sólo a un porcentaje de la población, el Hum sigue siendo un misterio. 


Este misterio se caracteriza por ser un murmullo estrepitoso de muy baja frecuencia que puede invadir la mente de quien lo escucha al punto de que se han reportado un par de suicidios por su causa. La mayoría de las víctimas reportan que el sonido es más perturbador por las noches y en el interior de sus casas. Por desgracia, la fuente de este fenómeno es virtualmente imposible de rastrear. Pero en 2012, el Dr. Glen MacPherson –víctima del zumbido– lanzó una base de datos llamada The World Hum Map and Database para coleccionar testimonios de otras víctimas del zumbido y trazar su impacto global.
 
\
The Guardian reportó dos suicidios en Bristol a causa de este murmullo incesante. El fenómeno ha alcanzado tales niveles de estrés que muchas personas se han dedicado a la tarea descubrir su fuente.
Tom Moir, un profesor de la Universidad de Tecnología de Auckland, colocó un anuncio en el periódico local después de recibir una visita de una víctima del Hum y recibió cientos de respuestas de personas que también escuchaban ese sonido y reportaban que les impedía dormir o concentrarse.

La siguiente es una presunta grabación del Hum de Auckland, por el profesor Moir:
 
Después de casi cuatro décadas, los investigadores del zumbido finalmente podrían tener una idea de lo que sucede. El consenso general entre las víctimas es que el Hum está compuesto de frecuencias extremadamente bajas de ondas de radio, que pueden penetrar edificios y viajar a través de distancias larguísimas. Ello podría provenir de áreas que estén altamente industrializadas; o, más interesante, podría deberse a la consecuencia de un accidente biológico del sistema TACAMO, usado por la naval estadounidense en la década de los sesenta para enviar instrucciones a submarinos.

Debido a sus largas longitudes de onda, las frecuencias bajas pueden atravesar grandes obstáculos como montañas y edificios, propagarse alrededor del globo usando la ionósfera de la Tierra y penetrar el agua de mar a una profundidad de casi 40 metros. Como todas las otras ondas electromagnéticas, las frecuencias tan bajas (VLF) han demostrado tener un impacto en funciones biológicas. 

Ello explicaría por qué el fenómeno aparece y desaparece por meses a la vez, y por qué está distribuido tan extrañamente alrededor del mundo. Existen otras teorías sobre la fuente del perturbador sonido, y sin duda seguirán surgiendo hasta que alguien logre acabar con él (si es que es posible), pero el daño psico-emocional es irreversible. 

“Es un subproducto de la modernidad, un elemento fijo en la geografía humana, como lo es la contaminación”, apunta Jared Keller para Policy.Mic. “Mientras tanto, muchos sólo quieren identificar un poco de alivio”. 

Si has escuchado el estrepitoso zumbido, puedes registrarlo aquí http://www.thehum.info/ y ayudar a rastrear la causa de el misterio que esconde "El Hum".

Bitacora Ufologica

0 comentarios:

Publicar un comentario